Nuevos juguetes sexuales para salir de la rutina con mi pareja

Nuevos juguetes sexuales para salir de la rutina con mi pareja

Cuando llevas un tiempo con la misma persona si se puede notar que a veces todo llega a un punto muerto y que parece que no puedes avanzar en el sexo, por ello decidí hacer caso a unas amigas y comprar unos juguetes eróticos para darle otra vez la chispa a las relaciones sexuales con mi novio. Alguna vez había hablado con el de probar cosas nuevas y darle más intensidad a la relación, con lo que él estaba de acuerdo.

Cuando al final había comprado un par de cosillas para la velada, como juguetes sexuales y  prepare con el un poco la cena y demás. Yo me preparé con un corset polipiel con cremallera rosa, ya que sabía que le gustaba mucho del porno y quería sorprenderle sí o sí, así que me lo puse y prepare algunas de las velas aromatizadas para cuando fuéramos a la habitación. Lo tenía todo como sorpresa para que no supiera que iba a encontrarse, así que cenamos un poco y empezamos a besarnos en el sofá. Al poco empezamos a calentar un poco más el ambiente y decidimos ir a la habitación.

nuevos-juguetes-sexuales-para-salir-de-la-rutina-2

Cuando me quite la ropa le encantó la lencería, de estilo rosa chicle muy erótico, su miembro se levantó enseguida y empezó a besarme el cuello. Con las velas ya preparadas pudimos empezar a besarnos y rozar nuestras partes, entonces le enseñe el vibrador 10 velocidades color rosa, ya que siempre quiso jugar con uno para darme placer.

Según veía mi reacción iba cambiando la velocidad, a veces más despacio a veces más deprisa, yo podía notar mi clítoris disfrutar, muchas emociones que terminaban entre beso y beso y yo rozando también su pene y notando sus venitas.

nuevos-juguetes-sexuales-para-salir-de-la-rutina-3

Sentía el calor en mis manos y no paraba de besarle. Él estaba encantado también con el momento y tener una cita diferente, siempre había querido verme con esa lencería y mandar el sobre el vibrador. Seguimos rozándonos el cuerpo hasta que empezamos a estar muy calientes, aunque yo le decía que fuera más despacio quería que me corriera y lo consiguió, una noche erótica en la que ambos disfrutamos.

buenas-noches-disfracesysexshop

Facebooktwittergoogle_pluspinteresttumblrmail